Niña enseña versículo bíblico a su hermano para no tener miedo al coronavirus

Niña enseña a hermano versículo de la Biblia

Una niña de 6 años enseña un versículo bíblico a su hermano autista de 7 años, para calmar sus temores sobre la pandemia de coronavirus, un video que ha emocionado en las redes sociales.

La madre de los niños publicó un video donde se aprecio que la niña le enseña el versículo de la Biblia para calmar sus temores al COVID-19.

«Mi hijo Brandon tiene una ansiedad paralizante debido a su diagnóstico de autismo», dijo a Fox News. «Vemos las noticias todos los días y él lo estaba viendo y estaba asimilando todo el miedo y el pánico … simplemente lo asustó mucho«.

La mujer compartió la escena con este mensaje: «Mi hijo Brandon tiene mucho miedo por su autismo. Su hermana le enseñó una escritura que aprendió en @ FellowshipMiss2 Church para ayudarla. No permitas que tu miedo al Coronavirus sea más grande que tu fe en Dios. Menciona la sangre de Cristo, ora y lávate las manos. ¡Amén!».

En el video se aprecia a la niña tomado de la mano a su hermano. Frente a frente, le pide a Bandon que repita el versículo de 2 Timoteo 1:7, que dice: «Pero Dios no me dio un espíritu de miedo, sino de poder, amor y sabiduría», a menudo es citado por pastores y ministros cristianos para alentar a los creyentes en medio de pandemia de coronavirus.

En su sermón el fin de semana, el pastor Miles McPherson de la Iglesia Roca de California dijo que se necesitaba tener cuidado, pero los cristianos deben responder con fe y sin miedo.

Citando 2 Timoteo 1:7, McPherson explicó que «miedo» significa tener «un corazón lleno de miedo y pánico»; ese «poder» significa «la capacidad de ejercer la fuerza espiritual necesaria para el cambio»; «Amor» significa «afecto por Dios y por los demás»; y «sabiduría» significa tomar «decisiones sensatas, inteligentes y razonables».

«Necesitamos caminar con fe de que Dios no solo puede mantenernos a salvo, sino también ayudarnos a ayudar a otros«, dijo el pastor.
AcontecerCristiano.Net

Deja un comentario