A LA CASA DE JAIRO

A la casa de Jairo iba Jesús,
una grande multitud iba tras él;
una pobre mujer llena de fe,
no miró la multitud fue y le tocó,
1er. CoroHas tú cual la mujer que fue y tocó
el borde del vestido de Jesús,
virtud salió de él, y ella sanó;
y si le tocas tú sanas también.