SOMOS TEMPLOS Y MORADAS.

Somos templos y moradas,
Apartados en santidad para Él,
Esperando su venida, que añoramos día a día
Para estar con Él,