SALMO 119: Lumbrera a tu Camino

SALMO 119

La Palabra de Dios es semejante a una luz, que ilumina en un camino muy oscuro y peligroso. Nada hay más peligroso, que caminar por este mundo de maldad, Sin la Luz Divina, que es la Palabra de Dios. Salmo 119:105 dice:
«Lámpara es a mis pies tu Palabra. y lumbrera a mi camino.»

LEE SALMOS 119: Llegará el día en que tendrás que tomar muchas decisiones. Será semejante a estar en la bifurcación de dos caminos y te preguntarás:

Llegará el día en que tendrás que tomar muchas decisiones. Será semejante a estar en la bifurcación de dos caminos y te preguntarás. LEA SALMO 119

 Llegará el día en que tendrás que tomar muchas decisiones. Será semejante a estar en la bifurcación de dos caminos y te preguntarás: ¿Qué camino me conviene más? Pronto llegarás a la edad de la adolescencia, y, van a ser muchas las decisiones que tendrás que tomar.

Dios quiere que te dejes guiar por Su Palabra porque Dios la ha enviado para que alumbre el camino de sus hijos. Las decisiones que tomes. en obediencia a la Luz de la Palabra de Dios te llevará a la victoria contra el mal. SALMO 119

Ejemplos:

 – Si un amigo te está invitando a salir de paseo en lugar de ir a clases ¿Qué hacer?

 – Un amigo te dice que probar un poquito de licor, no es malo. ¿Qué hacer?

-Una amiga te aconseja que falsifiques la firma de tu mamá en la Libreta de Comunicaciones. ¿Qué hacer?

– En tu colegio te invitan a salir a protestar contra las autoridades, a la calle. ¿Lo harías?

 – Un alumno de tu colegio quiere que seas su polola. ¿Aceptarías?

– En la Iglesia, se escuchó tu nombre como integrante de un grupo misionero. ¿Irías a la misión?

 – Cuando falte poco para terminar la Enseñanza Media. ¿Qué carrera quiere Dios que estudies?

Lumbrera a mi camino SALMO 119
Lumbrera a mi camino SALMO 119

APRENDE DE MEMORIA ESTE VERSÍCULO:

«Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve, sino que allá, riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla, al que siembra, y pan al que come, así será Mi Palabra que sale de mi boca: no volverá a mi j vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.»

(Isaías 55, 10-11)

(Guárdalo en tu corazón, y, será de gran bendición para ti).

IEP RECURSOS